Coaching para el empleo, a mí ¿para qué me puede servir?

dudas sobre la búsqueda de empleoUna de las preguntas más frecuentes cuando nos dan a conocer algo nuevo, ya sea un producto o un servicio, es “y esto ¿a mí para qué me puede valer?”. En este caso “esto del Coaching, ¿a mí para que me puede servir?”

En el caso del Coaching aplicado a la búsqueda de empleo por ejemplo, siempre surgen las mismas dudas.

Qué diferencia hay entre un orientador laboral y un coach en un proceso aplicado a la búsqueda de empleo.

El orientador laboral te dará un abanico de opciones en las que centrar la búsqueda, te enseñará qué formación necesitas, qué instituciones visitar, como redactar una carta de presentación… Un coach se centrará en la parte mental del proceso de búsqueda de empleo, de tu duelo en la nueva situación que estás viviendo, en ayudarte a que descubras tus puntos fuertes, tus capacidades y competencias, y a conocerte interiormente como persona para poder mostrar a los demás el profesional que hay en ti.

No sería justo para ninguno de los dos profesionales, obviar el hecho de que el orientador es una persona acostumbrada a tratar con personas en tu mismo estado y por lo tanto es conocedora de las emociones que acompañan a esta situación, y del mismo modo, el coach, puede que por sus propias vivencias pueda empatizar con su cliente a nivel más profundo porque tal vez haya pasado por su misma situación.

Un proceso de coaching, ¿me asegura encontrar un trabajo?

Si los 5 o 6 millones de parados que hay en España, inician 5 o 6 millones de procesos de coaching para la búsqueda de empleo, quiere decir que van a aparecer 5 o 6 millones de puestos de trabajo. Pues va a ser que no. Pero lo que si es cierto, es que aquellas personas que inicien un proceso de coaching para la búsqueda de empleo, además de todas las acciones que su orientador laboral le indique, muy posiblemente tomará iniciativas diferentes que le ayuden a conseguir resultados diferentes. Conseguirá un punto de vista diferente de sí mismo como persona y profesional que le den un valor añadido frente a otros candidatos en su misma situación.

Pregúntate: Qué cosas de las que hago ahora para encontrar trabajo podría hacer de otra manera. Y qué otras cosas que no estoy haciendo podría hacer.

¿Qué tiene que ver el aspecto personal con la parte profesional?

Pues todo. Una cuestión que es muy común a la hora de empezar un proceso de Coaching para el empleo, es encontrarse con la circunstancia de que la persona no ha aceptado todavía su nuevo estado laboral, o no ha pasado el duelo necesario para asimilar las circunstancias en las que se produjo el cese en su anterior trabajo, o como dice Alfonso Alcántara, aún “no te has despedido a ti mismo de tu anterior organización”. No se puede pretender empezar una nueva relación laboral sin haber aceptado que la anterior se terminó, sin dedicar un tiempo a hablar con nosotros mismos, a tomar conciencia de hacia dónde nos queremos dirigir, y qué grado de responsabilidad estamos dispuestos a adquirir con el nuevo camino que vamos a empezar.

Si no nos conocemos bien, cómo vamos a poder argumentar y explicar en una entrevista de trabajo cuál ha sido nuestra trayectoria profesional, está directamente ligada a la personal, se complementan y la una no es sin la otra. Se dice por ahí, que hay que saber separar lo profesional de lo personal, y precisamente lo que aporta valor al profesional es la persona que hay dentro de ese uniforme de trabajo.

Imagínate que las entrevistas de trabajo vuelven a tu vida, sabes qué puedes ofrecer, qué puedes aportar a una empresa, cuáles son tus habilidades. ¿Tienes claro cómo te defines como persona?, entonces, ¿cómo vas a tener claro cómo te defines como trabajador?

Después de esto, vuelve a hacerte la pregunta: y a mí, esto de Coaching ¿para qué me puede servir?

TÚ sabes la respuesta, YO te espero en el formulario de contacto de esta web y en las redes sociales. No dejes pasar más tiempo “hoy es el mañana por el que ayer te preocupabas. Dale Carnegie”

 [Tweet “hoy es el mañana por el que ayer te preocupabas.Dale Carnegie”]

Posted in Blog and tagged , .

Deja un comentario