Miedo, inseguridad y cambios… que cambian el mundo.

Hay 3 conceptos que están íntimamente ligados presentes de una manera u otra, de forma casi constante, en distinta medida e intensidad en nuestra vida. 3 conceptos que tienen la clave de muchas de nuestras acciones y no acciones.

El miedo, la inseguridad y el cambio.

Se acerca un nuevo año que algunos afrontarán con miedo, otros con inseguridad e intranquilidad, pero que para todos  representa un inevitable cambio

Cambia para cambiar el mundo post (1)

¿Creéis que las hojas de la imagen han sentido miedo al cambiar del verde al rojo? Será porque lo han hecho de forma gradual, será porque ya saben que al final siempre llega el rojo, será porque no se preocupaban por el siguiente paso o color de su cambio…será que el cambio es inherente a su condición y está irremediablemente condicionado por las estaciones.

 

Ahora me he dado cuenta que somos como esas hojas, abocadas a un cambio inherente a su naturaleza y marcado por el simple hecho de existir.

 Cambia para cambiar el mundo.Y de cambios va el libro que tengo en mis manos en estos momentos Cambia para cambiar el mundo, de Héctor Trinidad, y me ha hecho reflexionar sobre varias cuestiones determinantes a mi modo de entender para poder iniciar cualquier proceso de cambio, y que además me vienen que ni al pelo, puesto que yo estoy comenzando ahora un proceso de coaching (sí, los coach también nos “coacheamos” con otros coach)

 

Una de las reflexiones  que me surgió que me gustaría compartir contigo y que me arrancó un “claro!!!” (en realidad fue otra palabra que no queda bien repetir) fue al leer la parte en la que Héctor habla de su miedo a volar, y de que con el tiempo el miedo no ha desaparecido pero había aprendido a gestionarlo.

Tal vez esa sea la clave, asumir y reconocer que no todos los miedos desaparecen o tienen que desaparecer. Por qué empeñarnos en cambiar, cambiar y cambiar, aprender a gestionar ya es un cambio en sí y la palabra no produce el mismo bloqueo ni nos infunde tantas dudas, inseguridades y miedos.

Todas las emociones que son percibidas como negativas, de las que el miedo es una de las que están en el top ten, yo las encuentro poderosamente motivadoras, interesantes y reveladoras. Por eso mi miedo era el miedo a perder mi miedo, ya sé que parece un trabalenguas pero te lo voy a intentar explicar.

El miedo es una emoción que nos protege, nos ayuda a sobrevivir, a sobrevivir en el entorno personal, en nuestras relaciones sociales, a crecer y desarrollarnos  en nuestro entorno profesional (esto es sobrevivir  para nuestro cerebro  reptiliano que no sabe que estamos en el 2017)  Mi miedo es una herramienta muy útil para mí. ¿Y si el  cambio me hace dejar de  sentir ese miedo tan motivador aunque asfixiante en ocasiones?….y si…y si…la inseguridad que acompaña al miedo en las distancias medias y largas es igualmente interesante, ¿no te parece?

Otra reflexión parte de una frase que Héctor incluye en su libro y con la que te dejo a solas con tus pensamientos Somos tan esclavos de nuestro pasado, que no hacemos nada por miedo a nuestro futuro”.  

Tu pasado puede ser lo que hiciste hace una semana, los resultados y las acciones de ayer mismo, puede ser el pensamiento que tuviste esta mañana y sin embargo nos pesa desprendernos como si se tratara de una reliquia heredada desde hace generaciones. Bueno no vamos mal encaminados si tenemos en cuenta que todas nuestras acciones, esas que las emociones como el miedo nos llevan a realizar, están determinadas por las creencias que hemos recogido desde niños.

Saber cómo de esclavos de somos de nuestras acciones, pensamientos, resultados y creencias pasadas puede que sea la clave para iniciar un cambio o no, lo que sí tengo claro es que estas dos reflexiones que he compartido contigo en voz alta, a mí me han servido para tener un punto de vista distinto sobre mi cambio, sobre mi miedo, sobre mi inseguridad. Ahora te toca a ti.

Gracias Héctor Trinidad por tu cambio, que como ves ya ha cambiado muchos mundos.

Posted in Blog and tagged , , .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *