Y de repente llegó la resilencia

desierto-resiliencia Cuando digo de repente me refiero a mi vida, es decir, que hasta hace 1 año no sabía el significado de este término.

Tuve que haberlo oído en el instituto en física y química ( en 3º de BUP concretamente antes de tirar por letras puras), pero hasta ahora no había vuelto a escucharlo y mucho menos utilizarlo.

Hace una semana compartí en facebook un artículo que hacía referencia a la resiliencia a través de una comparación de una técnica de restauración con oro que utilizaban los japoneses, para las vasijas de cerámica

El caso es que desde entonces, he estado dándole vueltas a esto de la resiliencia, ya que ahora es un término que oigo y leo un día sí y otro también.

El significado psicológico que tiene esta palabra, es: “la capacidad de las personas de sobreponerse a períodos de dolor emocional y situaciones adversas”.

El significado en física (que este sería el que ponía el libro de texto antes ahora les pondrán un dibujo y 3 respuestas para marcar la correcta), es:”la energía de deformación ( por unidad de volumen) que puede ser recuperada de un cuerpo deformado cuando cesa el esfuerzo que causa la deformación”.

Y todavía encontré otro, que se usa en ecología que más o menos dice lo mismo solo que añade, “…absorber perturbaciones sin alterar significativamente sus características, pudiendo regresar a su estado original…”

De siempre se han tenido problemas, de siempre conocemos personas o sabemos de personas que han tenido que pasar por penurias, traumas, situaciones trágicas. Siempre  nos hemos tenido que enfrentar a “situaciones adversas y absorber perturbaciones” como dicen las definiciones. Nunca hemos vivido en una sociedad perfecta donde todo sea  armonía y felicidad en plan happy flower. Entonces yo me pregunto, por qué ahora tanta RESILIENCIA? Qué hay de diferente para que ahora se hable de resiliencia?

Y yo me contesto…..será que eres un poco ignorante y  ahora que sabes lo que significa, tu mente selectiva hace que veas resiliencia por todas partes? ( igual que ahora todo es coaching o todo es “búsqueda activa de empleo ” o todo es “reinventarse” ) Puede ser … pero hay algo más.

Así que sigo preguntándome. Y se me ocurre que lo que hay de diferente ahora son las personas.

Ahora está permitido incluso bien visto hablar de emociones, sentimientos, del valor de lo personal , del valor de la comunicación con nuestro interior…. y antes no. Ahora somos, algunos no todos, capaces de confesar que hemos pasado por una situación determinada y de admitir cómo nos ha afectado esa situación y de elaborar un plan  para superarla. Además, ahora un porcentaje muy alto de la sociedad estamos viviendo “situaciones adversas” lo que hace que mucha gente compartamos las mismas preocupaciones y experiencias, que personas de muy diferentes posiciones, estatus, edades,sexo, raza,  estudios y con muy diferentes vidas, estén pasando por situaciones similares. Es una forma de poner nombre a una situación compartida a un estado emocional común. Por eso la pregunta que ahora está tan de moda, ¿y tú, eres resiliente? suena por todas partes.

Pero cuanto más pienso más preguntas me hago, como por ejemplo, hablamos de capacidad de sobreponerse, pero da la impresión que para pasar el examen de la resiliencia, debes además de saber sobreponerte con rapidez. Si te quedas en la  calle y tardas un año en levantar cabeza, lo siento, prueba no superada,¿ no tienes entonces el título de resiliente? Donde yo trabajaba se valoraba mucho la rapidez en amoldarse a las situaciones nuevas, pero lo llamábamos capacidad de adaptación y de evolución ( no había reunión de ventas sin la fábula del pez que no quiso evolucionar).

Y también se me ocurre que si hablamos de sobreponerse a periodos de dolor emocional del tipo que sea, hablamos de pasar por un proceso de aceptación, ya que parece que si superas el examen de la resiliencia, eres una persona  a la que no le afectan las cosas o que siente de manera superficial.

En la definición física de resiliencia, se habla de deformación y de energía deformada, y es que ante cualquier palo de la vida, es normal sentirse ” deformado” por dentro, sentirse o mejor dicho no sentirse y pasar un tiempo  perdido dejándote llevar por esa fuerza deformadora. Y no por ello, eres débil, o inferior a otras personas. Hablamos nuevamente de esa rapidez de aceptación y de adaptación.

De la definición aplicable a la ecología, me quedo con la diferencia importante que marca el que las personas una vez  hemos “absorbido las perturbaciones” o nos hemos “deformado” ya no volvemos a nuestro estado original, si no que aprendemos y cambiamos.

Por otra parte , puede ser que este bombardeo de la palabra en cuestión y todo lo que supone su significado sea un modo de presionarnos entre todos para levantarnos cada mañana y buscar nuestras metas, para obligarnos a tirar por nosotros y unos por otros para conseguir nuestros objetivos, y animarnos a que si otro ha podido yo también, empujarnos a esforzarnos y a perseverar en avanzar hacia donde cada uno haya escogido.

Así que si repaso todo las conclusiones a las que he llegado, veo que la resiliencia, palabra para mí relativamente nueva , debería incluir en su definición a mi parecer otras muchas como ACEPTACIÓN, APRENDIZAJE, ADAPTACIÓN Y CAMBIO. Palabras que sí que conocía, yo y todo el mundo, porque si hemos sido capaces de hacer  frente al mundo que nosotros mismos creamos una y otra vez, es porque sin saberlo, hemos sabido ser resilientes.

A partir de ahora, cada vez que caiga en vuestras manos un artículo del tipo: “5 cosas que hacen las personas resilientes” y vosotros no encajéis, ¡que no cunda el pánico¡ a aceptar, a aprender, a adaptarse y a cambiar siempre se está a tiempo y nunca es tarde para empezar. Y si esto no es suficiente, pensar que lo que importa es el resultado y que la resiliencia es sólo una palabra y como todas las palabras, si la repites mucho y de seguido pierde todo su significado.

post recuperado de Yonohagocupcakes para Si te buscas. 

Posted in Blog and tagged , .

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *